Tag Archives: infecciones de transmición sexual

Vaginosis bacteriana

16 Apr

5505199381_964bef3c74

Por:  Alfred Gómez

La vaginosis bacteriana es la causa de consulta por infección en la vulva y la vagina. Su presencia es debida a in incremento en la flora de bacterias anaerobias, en especial: Bacteroides sp., Gardnerella vaginalis, Peptostreptococcus sp. y G. mobiluncus, las cuales llegan a incrementar sus poblaciones hasta 100 veces. El principal factor de riesgo para el desarrollo de esta enfermedad son: enfermedades de transmisión sexual ya establecidas (infección por VPH, gonorrea, sífilis, etc), el uso del dispositivo intrauterino y el tener una gran cantidad de compañeros sexuales.

La secreción maloliente, es sin duda, el síntoma que más aqueja a la mujer que padece esta mal, y algunas veces es acompañada de prurito e irritación. Muchas pacientes suelen decir que el olor es parecido al pescado descompuesto y, de hecho, se vuelve más fuerte cuando la secreción toma un pH más alcalino, esto por la presencia de múltiples aminas.

El diagnóstico de certeza es realizado mediante exploración de la zona, así como con un examen pélvico. Se tiene que revisar la vagina, obtener una muestra y medir el pH de la zona. Las secreciones de color grisáceo,  que tengan un pH superior a 4 o 4,5 llevan de camino al diagnóstico. En algunos hospitales se realiza el examen de las muestras con hidróxido de potasio para corroborar, mediante microscopio la presencia de células indicio. Los criterios que muchos especialistas han tomado para diagnosticar que el flujo vaginal se deba a vaginosis bacteriana son: secreción gris, olor a pescado, la presencia de células indicio y el pH mayor a 4 o 4.5.

El pilar del tratamiento  en muchos países es el metronidazol oral durante 7 días. Sin embargo, en la actualidad existen geles de este fármaco en concentraciones cercanas al 0,75%  que se aplican por periodos de 5 días a una semana con gran efectividad e incluso cremas vaginales de clindamicina al 2% con la misma eficacia, pero dicha presentación debilita el latex de los condones, motivo por el cual sebe suspenderse la actividad sexual durante el tratamiento, para evitar un embarazo.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.