Image

Pancreatitis aguda

17 Aug
PANCREATITIS NECROHEMORRAGICA

PANCREATITIS NECROHEMORRAGICA

Por:  Alfred Gómez

Generalidades

La pancreatitis aguda es una de las enfermedades más serias, por el hecho de que puede llegar a comprometer todos los órganos y sistemas del organismo. Dentro de las patologías  de las vías biliares y el aumento descomunal de los casos de alcoholismo crónico,  han logrado explicarse casi más del 80%  de los casos de esta enfermedad. La porción sobrante en la mayoría de las ocasiones se le atribuye al uso de medicamentos como:  antineoplásicos, la sulfasalazina, la azatioprina, la furosemida y el ácido valproico, por mencionar algunos. Muchos casos de pancreatitis también han sido asociados al uso de terapia estrogenica, con la parotiditis e incluso con exámenes de gabinete como la pancreatografía retrógrada endoscópica, esto por obstrucción de las vías que sembocan en el ámpula de váter, así como con malformaciones de los conductos del páncreas como son: las estenosis, quistes y otras alteraciones.

Generalmente un episodio de pancreatitis, en el caso de enfermedades del tracto biliar, es ocasionado directamente  por la impactación  de algún cálculo biliar en la región del esfínter de Oddi; lo que provoca que las enzimas activadas comiencen a regresarce hacia el órgano y, a digerir los conductos y el mismo páncreas. También se ha teorizado  la fisipatología de que la enfermedad se provoca  por el aumento de la presión intraluminar de los conductos pancreaticos, en caso de que las enzimas pancreáticas no se hayan activado aún. Por otro lado,  se han hecho estudios en Estados Unidos y, se ha relacionado la  ingesta de alcohol  en  más de 100 g/d  por periodos muy largos de tiempo,  como la causa de episodios de pancreatitis; por el hecho de que facilitan la precipitación de las enzimas digestivas dentro de la luz de los conductos pancreáticos,  permitiendo su propia auto activación.

Histopatología

Los principales cambio histopatológicos que se pueden encontrar en las biopsias realizadas en pacientes con pancreatitis son: edema, necrosis y hemorragia; en la visión macroscópica del órgano.  La necrosis  de los tejidos es explicada por la activación de  enzimas digestivas, como: la fosfolipasa A2 y  la tripsina 2. Por su cuenta las grandes hemorragias se causan por la acción de enzimas como: la elastasa pancreática en los vasos sanguíneos.

La acción de las enzimas pancreáticas inicia la activación del complemento, así como  toda la cascada inflamatoria, que tiene como consecuencia la gran producción de citocinas. A nivel hematológico, por esta razón los pacientes  comienzan a presentar fiebre y con recuento elevado de leucocitos. Los que en un inicio puede confundir a los especialistas en determinar si se trata de una infección a nivel abdominal o una verdadera pancreatitis.

Signos y síntomas

El dolor abdominal intenso, es presentado por más del noventa por ciento de los pacientes, este se irradia hacia  a la espalda en más de la mitad de los casos; menos frecuentemente el dolor podrá percibirse en abdomen inferior. Es común que en la pancreatitis por impactación de algún cálculo biliar, el dolor aparezca bruscamente, mientras que en el caso de las pancreatitis ocasionadas por alcoholismo, este se presente de manera gradual en unas pocas semanas.

La presión arterial del paciente inicialmente se eleva y después empieza a bajar de manera alarmante. El enfermo de pancreatitis tiene aspecto evidente de enfermedad con mucha diaforesis (sudoración). La frecuencia  cardiaca la podrá tener entre los 100 a 140 latidos/min. Sus respiraciones son rápidas y superficiales. La temperatura puede  tener un aumento de hasta  38,3 oC en muy pocas horas. El estado de conciencia puede llegar hasta el coma en muy poco tiempo.

En la exploración por radiografía se revela signos de atelectasia y cerca de un 20%  de estos  pacientes pueden presentar distensión abdominal superior por la masa pancreática.  Otros signos clásicos son el signo de Cullen (grandes hematomas a través de la piel abdominal alrededor o cerca del ombligo).

El diagnostico de pancreatitis está basado en la concentración de enzimas pancreáticas en sangre, algunos médicos suelen tomar los criterios de Ranson, pero generalmente la clasificación se basa en las concentraciones de las enzimas amilasa y lipasa.

El tratamiento de un paciente con pancreatitis generalmente suele iniciar con la puesta de una sonda nasogástrica, con la finalidad de eliminar la mayor cantidad posible de contenido que pudiera estimular la peristalsis, en algunos casos  la endoscopia será necesaria y en otros la cirugía laparoscópica. En casos más gravés el pronóstico es incierto y sólo depende de su evolución en la unidad de cuidados intensivos. Dentro de las principales complicaciones de la pancreatitis se encuentra la formación de pseudoquistes pancreáticos, la infección y en algunos casos la diabetes.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: